Nuestro regalo de Timkat para Etiopía

La comunidad viajera de Focus on Women se reunió el pasado mes de diciembre en la Copa de Navidad que tuvo lugar en Mama Framboise. Fue un momento para el reencuentro, para las anécdotas viajeras, para planear nuevas escapadas y para anunciar, con algunos juegos interactivos e incentivos para adivinarlos, los nuevos destinos del próximo año 2018, que ahora, ya sí, son oficiales: Omán, Cerdeña y la Polinesia.

Pilar López Poncela y Ana María Martín, dos de nuestras viajeras, posando con sus premios, tras adivinar los nuevos destinos

Pero, además, en un momento tan proclive a la solidaridad, como es la Navidad, no queríamos dejar de contaros el nuevo proyecto que Focus On Women está apoyando en Etiopía. Emma Lira, nuestra cicerone en el país africano, nos presentó el increíble trabajo que lleva a cabo el Hospital Hamlin de fístula, y que ella ha podido conocer de primera mano. El hospital responde a un poryecto privado liderado por una gran mujer, Catherine Hamlin, que a sus 94 años de edad continúa al frente de una misión personal que cambió no sólo su vida, sino la de ya miles de mujeres a lo largo y ancho del país africano. Catherine y su esposo Reg, ambos cirujanos, aterrizaron, procedentes de Australia en Etiopía para enfrentarse a un problema practicamente desconocido en los paises desarrollados, la fístula obstétrica. Cuando fueron conscientes de la magnitud de un problema que para ellos tan solo representaba una pequeña intervención quirúrgica, decidieron quedarse allí y luchar por atajarlo.

Un instante de la intervención de Emma Lira

 

Embarazo, principal causa de motalidad en las mujeres

En los países en vías de desarrollo, el embarazo o el parto siguen siendo la principal causa de mortandad entre mujeres – por encima del VIH o la malaria -, pero, lo que pocos saben es que por cada mujer que fallece en el alumbramiento, otras 30 mujeres sufren enfermedades graves o lesiones debilitantes, como es el caso de la fístula, una complicación que afecta especialmente a las mujeres jóvenes y de bajos recursos. Se trata de una abertura anormal entre la vagina y la vejiga o el recto (o ambos) a causa de una presión extrema durante partos obstruidos o prolongados. Si no puede llevarse a cabo una cesárea, el bebé nace con frecuencia muerto y se forma una fístula que permite el pasaje sin control de orina y heces hacia la vagina.

La fístula, el olor que desprende, el propio “deshonor” de padecerla,  hace que el trato hacia estas mujeres cambie por completo. Pasan del reconocimeinto social como madres a arrastrar el estigma de sufrir una lesión que las incapacita para la vida laboral, pero sobre todo para la social, convirtiéndose en parias que, además de haber perdido a sus bebés, son rechazadas por sus esposos y sus propias familias.

Las mujeres con más riesgo de sufrir fístulas son las muy jóvenes y las primerizas; las niñas víctima de violaciones o de matrimonios tempranos; las mujeres cuyo crecimiento físico se ha detenido a causa de una mala nutrición o enfermedades infantiles; las mujeres que viven en áreas rurales y aquéllas que utilizan métodos tradicionales y dan a luz en su hogar. Se calcula que aproximadamente 2 millones de mujeres, predominantemente en África y el subcontinente indio, padecen fístulas. Cada año, entre 50.000 y 100.000 mujeres, en su mayoría menores de 20 años de edad, se ven afectadas por estas lesiones.

 

Un hospital de referencia

Las fístulas, como muy bien sabían Catherine y Reg Hamlin,  pueden ser corregidas quirúrgicamente, pero esólo con el trabajo de cirujanos capacitados y cuidados postoperatorios adecuados. La mala noticia es que la operación ronda los 100 euros, una cantidad impensable para estas mujeres. La buena que el Hospital Hamlin es uno de los dos centros de referencia en todo el continente africano que efectúa este tipo de operaciones. Nuestras viajeras visitan el Hospital madre, en Addiss Abbeba, y alguna de ellas, cirujana de profesión, ha solicitado un período de excedencia en España para ir a operar allí.

En el centro de la imagen, Catherine Hamlin, en el hospital fundado por ella.

Catherine Hamlin ha dedicado la mitad de su vida a crear un centro médico reconocido internacionalmente y que cada año opera a varios cientos de mujeres, proporcionándoles además, rehabilitación, cuidados, tratamiento psicológico, y formación ocupacional. Su fuente de ingresos son exclusivamente las donaciones bien privadas, bien a través de empresas. En la actualidad, además tratan de prevenir este problema mediante la formación de un cuerpo de matronas, preparadas para proporcionar los cuidados adecuados, para identificar estos problemas y para tratar de resolverlos.

Durante nuestra Copa de Navidad, además de explicarles este impresionante proyecto a las viajeras, les sugerimos que de manera voluntaria y anónima, podían convertirse en beneficiarias del Hospital depositando una pequeña donación en una fuente habilitada a tal efecto. Focus On Women se comprometía a hacerla llegar al Hospital. La respuesta de nuestras viajeras posibilitará que cuatro mujeres puedan someterse a una operación de fístula en Addis Abbeba.

Teníamos ganas de contároslo y que mejor día que hoy. ¿Por qué? Porque mañana es el segundo día más importante del calendario litúrgico etíope. Es Timkat, la Fiesta que commemora  el bautismo de Cristo, que la Iglesia Etíope – con más una semana de retraso con respecto a la Iglesia Católica – identifica como la Epifanía. Hoy en Etiopía es un día de fiesta, de alegría, en el que las familias se reúnen para comer juntas y se intercambian regalos. ¿Se os ocurre mejor día para regalar?

Un pequeño regalo de la comunidad viajera de Focus on Women