Conoce a la fotógrafa y experta en sostenibilidad Alexandra Seegers y deja que te hable de Indonesia, ¡uno de sus big 5 a visitar al menos una vez en la vida!

 

Cuéntanos sobre ti y sobre tu trabajo

Soy fotógrafa, productora audiovisual, autora, filántropa, aventurera y amiga de las etnias. Experta en estrategias de marketing, sostenibilidad e impacto social, vivo entre Nueva York y Madrid. Mi trabajo actual se centra en temas vinculados con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, como el cambio climático, el consumo sostenible, el empoderamiento de la mujer, la educación, la vida submarina, la paz y la justicia. También trabajo con temas relacionados con el patrimonio cultural y la preservación de etnias.

Desde mi agencia de comunicación – Phylos.us – que fundé en Nueva York, he trabajado con la ONU, la Cruz Roja, Unicef y la Unesco, lo que me ha llevado a abarcar proyectos por todo el mundo: Asia, África, Latino América…

He tenido la suerte de visitar cerca de 100 países, y mi pasión es el contacto con la gente local. Esto dio lugar a mi libro ‘Scattered Joy’, basado en las etnias con las que conviví en el Sudeste Asiático, y a una exposición fotográfica en la ONU que reflejó todo este trabajo.

Actualmente soy productora ejecutiva y fotógrafa de una serie documental rodada alrededor del mundo que revela distintas problemáticas e historias personales vinculadas con el tema de la paz, con entrevistas a los premios Nóbeles de La Paz y a líderes espirituales como el Dalai Lama y el Papa Francisco. También estoy trabajando en un documental sobre el empoderamiento de la mujer en Tánger, Marruecos.

 

Scattered Joy de Alexandra Seegers

 

¿Cuándo fuiste a Indonesia por primera vez y qué te llevó allí? ¿Cómo fue este primer encuentro con el país?

Mi primera vez fue hace veinte años. Fui a visitar a una pareja de amigos míos pintores, que se fueron a vivir a Bali un año. ¡Un sitio inspirador para crear! Me gustó tanto que me quedé un par de meses en Ubud. En una casa en medio de los arrozales, a la que solo se podía llegar en bicicleta o andando, a través de un camino que bordeaba un río. Donde una se duchaba sin techo mientras escuchaba los pájaros y veía las mariposas pasar. Donde una degustaba la gastronomía del lugar en medio de la naturaleza. Una armonía y paz absolutas. Me vestía con ‘keballa y sarong’ (el traje típico de allí, muy femenino y colorido) y visitaba los templos y maravillas de la isla acompañada de los locales. Yo era la ‘Bule’ (extranjera) a la que adoptaron con su hospitalidad y amabilidad, como una más de ellos por el tiempo que permanecí en la isla.

 

Gran parte de tu trabajo está vinculado con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. ¿En qué punto está Indonesia con respecto a este tema? ¿Qué áreas son más problemáticas y por el contrario cuáles están más avanzadas?

Voy a contestar hablándote directamente de los 3 objetivos de desarrollo sostenible más relevantes en Indonesia.

El primero es el ODS 15: vida de ecosistemas terrestres. Hace ya diez anos, me contrataron desde Bali para documentar un proyecto de reforestación en la isla de Borneo. La restauración y la gestión sostenible de los bosques ayudan a abordar las crisis del cambio climático y la biodiversidad. Volamos a Kalimantan, el Borneo Indonesio, donde la compañía Sumalindo nos mostro sus practicas sostenibles: cada árbol talado, era catalogado y reemplazado por uno nuevo. Fue un proyecto esperanzador y pionero para un mundo más sostenible, aunque después de 10 años comprobemos que todavía estamos muy lejos de alcanzarlo.

El segundo es el ODS 13: acción por el clima. Tenemos como ejemplo a la ONG que visitaremos durante nuestro viaje con FOW, fundada por dos niñas adolescentes locales que han conseguido que Bali no consuma mas plástico. Su iniciativa se ha vuelto global y han dado charlas tanto en el Foro de Davos como en la asamblea general de las Naciones Unidas.

El tercero es el ODS 5: igualdad de género. El matrimonio infantil es uno de los graves problemas de las niñas en Indonesia. Según la campaña “Girls Not Brides” Indonesia se encuentra entre los 10 países del mundo con cifras sobre matrimonio infantil más elevadas. Según un informe de 2016 de la Agencia de Estadística de Indonesia y UNICEF, una de cada cuatro niñas en Indonesia se casa antes de cumplir los 18 años. Este problema se esta actualmente intentando cambiar promoviendo una educación igualitaria entre niñas y niños.

 

 

¿Por qué recomendarías visitar Indonesia y qué podemos aprender de la cultura indonesia?

¡Hay mil motivos para ir! Ya sea para conocer la cultura del país, sus tradiciones, la belleza de su paisaje, para bucear o para conocer su gastronomía, Indonesia da mucho de sí y es apta para todos los gustos.

Con sus mil cien grupos étnicos y cerca de setecientas lenguas y dialectos, Indonesia acoge una diversidad cultural fuera de serie. Cada grupo étnico tiene su propia identidad cultural: sus creencias, sus ritos y sus estructuras sociales. Pero todos tienen un rasgo en común: la calidez de su sonrisa y una amabilidad sin igual.

Visitar Ubud es sumergirse en lo más profundo de la cultura balinesa. Con una riqueza cultural inigualable, la ciudad tiene muchas galerías de arte y un sinfín de templos para explorar. Es famosa por sus espectáculos de danza y por tener la mejor cocina de Bali.

Vivir la magia de los templos budistas e hinduistas es otra maravilla sin igual. Los templos de Indonesia representan el poder de una cultura y la importancia de las creencias de un pueblo en su conjunto. Muchos han sido declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco, y ya estén encaramados a lo alto de una montaña o a orillas de un lago, cada templo transporta a los visitantes a un universo de espiritualidad.

Al margen de los templos y de los aspectos culturales, Indonesia es también un auténtico mosaico de paisajes distintos. Admirarás la belleza de los arrozales de Jatiluwih en Bali, te podrás relajar en las playas de Sumba o salir al encuentro de lagartos prehistóricos en Lombok, donde su biodiversidad submarina también te dejara maravillado. Tendrás la oportunidad de ver manta rayas, peces luna, santuarios de coral, tiburones de puntas plateadas o tortugas. Por último, con sus ciento cincuenta volcanes, Indonesia es el país que cuenta con el mayor número, así como con la mayor concentración de volcanes activos del mundo. La naturaleza de este país realmente te regala sus tesoros más bellos.

 

 

¿Cómo son las mujeres indonesias y cómo es la situación de la mujer allí? 

 Como sociedad predominantemente islámica, Indonesia sigue siendo patriarcal, aunque las mujeres no están recluidas ni deben aceptar la purdah (ocultarse de los extraños mediante velo o ropa).

Indonesia se encuentra entre los países que han tenido una mujer presidenta, y en 2012 el 18% de escaños en el parlamento nacional estaban en manos de mujeres.

Además cada vez hay más mujeres académicas. La proporción de niñas y niños en las escuelas primarias y secundarias se ha incrementado a partir de 2013, potenciando la política de otorgar un mayor número de becas a las niñas y jóvenes.  En las principales ciudades, las jóvenes que tienen formación y que trabajan tienden a posponer el matrimonio y las niñas que terminan la escuela secundaria tienen seis veces menos probabilidades de ser víctimas del matrimonio infantil. 

En relación al empleo, las mujeres actualmente poseen el 33% del empleo no agrícola, y trabajan en terrenos dominados por hombres como la arquitectura, la medicina y la ingeniería.

En la sociedad balinesa, las mujeres desempeñan tradicionalmente papeles importantes, especialmente en relación con la vida familiar y económica. A pesar de los valores tradicionales que responsabilizan a las mujeres balinesas con la tarea de fomentar el equilibrio y la armonía dentro de las familias y procrear, es una sociedad que cambia rápidamente y su papel económico ha crecido. Es común que las mujeres balinesas realicen actividades económicas fuera de su hogar. Por ejemplo, los mercados tradicionales balineses están llenos de mujeres que dirigen negocios.

En general, las mujeres son cercanas, amables, femeninas, coquetas y bondadosas, y sin ninguna duda notarás su calidad humana y su simpatía.

 

 

¿De los cerca de 100 países que has visitado, cuáles son tus BIG 5, tus cinco países favoritos?

Es difícil ya que todo país y sus gentes tienen su encanto. Mencionaré uno de cada continente: Indonesia, Nueva Zelanda, Tanzania, Italia y Perú.

 

¿Qué te aporta el viaje?

 Es parte de mi ADN. Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un límite para las aventuras que podemos tener, siempre y cuando las busquemos con los ojos bien abiertos. Viajar enseña tolerancia, cultura, modestia. Desarrolla la inteligencia, te educa, evolucionas. Viajar te deja sin palabras y después te convierte en un narrador de historias. En la aventura consigo conocerme mejor a mí misma. Como decía Aristóteles, “La aventura vale la pena”. Una vez que te pica el bicho de los viajes no hay antídoto conocido. Ver el mundo es más fantástico que cualquier sueño.

 

¿Qué quieres transmitirles a las viajeras de la Indonesia que tú conoces?

 “Invertir en viajar es invertir en uno mismo”, dice Matthew Karsten. Invertir en Indonesia es una especie de magia y, al volver, hemos cambiado. Estaremos impregnados de imágenes coloridas y experiencias emotivas que permanecerán para siempre en nuestra memoria.

 

Si quieres conocer Indonesia de la mano de nuestra cicerone Alexandra y de las grandes anfitrionas que allí te esperan, apúntate aquí a nuestro próximo viaje. No dejes pasar la oportunidad de conocer este país único fuera de las rutas turísticas y en un pequeño grupo de viajeras culturalmente inquietas. ¡Te esperamos!