Zoubida, Química y profesora de la universidad Mohammed V-Agdal de Marruecos, ha fundado cooperativas de mujeres y ha conseguido que sean fuente de ingresos para sus familias. 

La situación de la mujer en Marruecos, su interés por el aceite de argán y sus conocimientos en el campo de la química fueron los ingredientes perfectos para que Zoubida Charrouf diera lugar a una mezcla sublime;  Mujeres, aceite de argán, solidaridad y comercio justo.

La doctora Charrouf, junto a una rama de argán

La doctora Charrouf, junto a una rama de argán

No se trata de alquimia, sino de química. La doctora Zoubida Charrouf es profesora de la Facultad de Ciencias en la Universidad. Ocupa el departamento de Química desde hace 35 años y desde entonces se dedica a investigar las plantas medicinales y sus posibles usos en la medicina y la cosmética.

Zoubida, emprendedora e inconformista, quiso crear conciencia de esa joya que todos los marroquís tenían en sus tierras, el aceite de Argán; el aceite procedente de la segunda especie de árbol más común en Marruecos que se terminado convirtiéndose en parte de su patrimonio cultural. El aceite de argán tenía ya una gran tradición entre las las mujeres bereberes, quienes, además, eran las que conocían la técnica par su elaboración.

Con las cooperativas no solo proporciona trabajo a decenas de mujeres solteras, viudas o divorciadas sino que fomenta su alfabetización, su independencia y su emancipación.

Para ello, fundó varias cooperativas de mujeres, como IBN Al-Baytar o Slow Food. Con ellas, no solo consiguió que las mujeres tuvieran una fuente de ingresos estable, sino que se socializaran entre ellas, que conocieran otras historias y que salieran de casa solas. Fomentó la alfabetización, la independencia y la emancipación de las mujeres.  “¡Por fin hemos salido de casa!” dicen entusiasmadas las mujeres de la cooperativa.

Cooperativa para la producción de aceite de argán

Cooperativa para la producción de aceite de argán

Al principio, debido al escepticismo de éstas primeras cooperativas, solo acudieron mujeres viudas y divorciadas, pero con el tiempo, al obtenerse resultados visibles, muchos hombres cambiaron de opinión y se unieron al proyecto.

Sin embargo, el objetivo principal de Zoubida siempre fueron las mujeres: «Las mujeres son las guardianas de la tradición, las que tienen los conocimientos ancestrales para la producción de aceite de argán y por tanto me pareció lógico recurrir a ellas en primer lugar. De ahí nace la idea de fundar la cooperativa de mujeres”

Ver VIDEO TEDxTALKS

La dedicación de Zoubida al empoderamiento de la mujer, la promoción del aceite de Argán y la apuesta por el comercio justo, le han hecho ser galardonada con numerosos premios a nivel internacional, como por ejemplo el premio “Parmigiano Reggiano» de la fundación Mohammed V o el “Fondation du Sud «, de la Academia Hassan II.

Zoubida Charrouf recogiendo uno de los galardones que han premiado su iniciativa

Zoubida Charrouf recogiendo uno de los galardones que han premiado su iniciativa

Las cooperativas de mujeres tienen cada vez más presencia en países como Marruecos y hacen que la mujer cobre un papel importante en la sociedad en la que hasta ahora había pasado casi desapercibida. Zoubida lo corrobora: “Se puede sentir. Estas mujeres no son las mismas que antes”

Además, las cooperativas no solo se ocupan de dar empleo a las mujeres, sino de cuidar la materia prima con la que trabajan. Por ello, van unidas a una explotación responsable y  a proyectos de reforestación para preservar los bosques de Argán.

Zoubida es un ejemplo de mujer que trabaja por el empoderamiento femenino en el mundo, precisamente, uno de los objetivos por los que nació Focus On Women. Por ahora, Zoubida lo está consiguiendo y está asignando a la mujer marroquí un papel principal en el sustento económico de las familias. Ya podemos decir que ha aportado su granito de arena a ésta lucha por la igualdad de género.

Visitamos las cooperativas de aceite de argán en nuestro viaje a Marruecos. ¡Infórmate!