Hoy os presentamos a Ana, una viajera que ha vivido la experiencia FOW en muchos países y que nos cuenta cómo fue su primer viaje con nosotras a Madagascar, la tierra de las mujeres de ojos rasgados. ¡Si como ella quieres descubrir cómo es viajar sola en grupo con FOW pide el programa detallado aquí!

¿Por qué elegiste viajar sola con Focus On Women?

Por circunstancias se me trastocó el plan que tenía para mis vacaciones de verano y tuve que buscar un plan B.
Yo ya conocía FOW, no por haber viajado con vosotras, sino por trabajo, y tratando de encontrar ese plan B me acordé de Focus y me dije: “¿y por qué no irme sola y conocer gente nueva? No tengo nada que perder y seguro que sí tengo mucho que ganar”.

Tras este primer impulso, lo que terminó de ayudarme en la decisión fue precisamente aquello que diferencia a Focus del resto de agencias: el trasfondo solidario y la forma en que incorporáis en el programa de viaje la realidad de las mujeres de cada destino, además de las buenas referencias que tenía en cuanto a la organización, servicio y trato de todas las que integráis Focus on Women.

 

¿Por qué elegiste este destino?

La elección de Madagascar vino dada en cierto modo por las fechas en las que yo tenía las vacaciones… pero entre las opciones que había en agosto, ésta fue la que más me atrajo. África siempre había sido mi asignatura pendiente y me pareció que la ocasión era perfecta para saldar esa deuda viajera.

 

¿Cómo fue la experiencia de compartir el viaje con una cicerone como Emma Lira?

Además de todo lo que te pueda aportar el viaje, el destino, y la gente que puedas conocer, el concepto de FOW de incorporar una cicerone en cada viaje me parece que le da una vuelta de tuerca al concepto de viajar.

Y de Emma Lira en concreto, ¿qué puedo decir? Sin ella el viaje no hubiera sido igual. Sin duda, enriqueció cada momento del viaje, aportando no sólo su conocimiento previo de Madagascar, sino su cultura viajera en general, su empatía, su simpatía… Gran conversadora, y con una cultura y un bagaje de diez, resultó ser una de las mejores compañeras de viaje que he tenido nunca (y la otra he de decir que también es cicerone de FOW).

 

¿Qué fue la cosa que más te gustó o la que más te impactó de tu viaje?

Todo el viaje fue espectacular, y guardo un recuerdo maravilloso de cada día. Lo que más me gustó fue la experiencia de conocer un país nuevo con gente que no conoces y con la que en pocas horas te sientes totalmente integrada. Al ser grupos pequeños, en los que por lo general las viajeras no se conocen previamente, tus sentidos están más alerta ante todo lo que te rodea, ya sean tus compañeras de viaje, los lugares que visitas, una maravillosa puesta de sol, un lémur que quiere llevarse tu postre de la mesa, o una simple copa de vino local. La experiencia es única y recomiendo a todo el mundo a hacerlo alguna vez en su vida.

En cuanto al destino, he de reconocer que lo que más me impactó fue la visión de los Tsingys en la Reserva Natural de Ankarana. Nunca había visto nada parecido y fue realmente impactante y algo que creo que sólo se puede ver en Madagascar… el itinerario del viaje ya lo decía: “un paisaje digno de una película de ciencia ficción”, y no exagerabais, no.

 

¿Cambió tu visión del país de la idea que tenías antes de ir? ¿En qué?

Cuando viajo, me gusta que el destino me sorprenda. No soy de las que se estudian todas las guías de viaje y leen todo lo que haya publicado del lugar al que voy a viajar. Aunque llevo una ligera idea, prefiero conocerlo sobre el terreno, pero sin llevar una imagen preconcebida.

Por este motivo, quizás lo que más me sorprendió de Madagascar es que no es la África de inmensas sabanas por la que todas hemos suspirado viendo Memorias de África. El mero hecho de tratarse de una isla da a Madagascar una personalidad diferente al resto del continente.

Nunca imaginé encontrar reservas naturales como la de Anja, el Parque Nacional de Isalo, o la reserva nubosa de Ranomafana, donde la naturaleza y la vegetación son abrumadoras.

¿Tu próximo destino?

Armenia en Semana Santa, y con Focus on Women, por supuesto. Un destino inesperado que no tenía en el radar y que creo que me va a encantar. Ya os contaré…