/, Mujeres importantes en la historia/En la Semana de la Mujer, un homenaje a las mujeres de la Fotografía

En la Semana de la Mujer, un homenaje a las mujeres de la Fotografía

Esta semana yo me siento rara. Me siento con ganas de saltar y romper con lo establecido. ¿Por qué? Por el simple hecho de ser mujer. Por el simple hecho de que ha habido otras delante de mí que lo han hecho. Porque no soy la primera. Porque esta semana son las historias de estas mujeres las que ocupan cientos de páginas en los medios de comunicación. Porque resulta que no todas seguimos la misma senda. Porque cada una de nosotras somos distintas. Porque sí. Porque lo valemos. Y claro, porque es la Semana de la Mujer.

Y os preguntaréis: ¿pero esta que se ha tomado? Pues nada. De verdad. De hecho, ni fumo tabaco. Es solo que a veces me entra esta sensación de estar en una noria y de estar “de subidón”. Y ¿sabéis qué me ha llevado a esta emoción? Pues la Semana Internacional de la Mujer. Esto y leer decenas y decenas de biografías de mujeres fotógrafas. A cada cual más fascinante. Y es que creo que para dedicarte a esto tienes que estar hecha de un material diferente.

El inicio de la Fotografía

Empecemos por el principio, dicen que se puede considerar el año del inicio de la Fotografía como 1839. ¿Os imagináis cómo era entonces la vida de las mujeres no? Si os fijáis, hasta 1848, no fue la Convención de Seneca Falls, la primera vez que nos organizamos públicamente y de manera oficial para luchar por nuestros derechos. Así que ahí debíamos estar, detrás de la sombra de un hombre, llámalo padre, hermano o marido y dependiendo económicamente de él. O al menos eso era lo que estaba bien visto en la sociedad, lo que debíamos hacer.

Anna Atkins

Anna Atkins

 

Pero resulta que, aunque no entiendo muy bien cómo, había una clase de mujeres, que se escapaban de este “deber”. Unas mujeres que en pleno s.XIX estaba bien visto que se independizasen, generaran sus propios ingresos y trabajasen fuera de casa. Sí, amigas, esas eran las fotógrafas.  Desde el título de la primera de ellas, que se reparten entre Anna Atkins y su amiga Constance Talbot; pasando por Amalia López Cabrera que abrió su primer estudio en Jaén en 1860; Hilda Sjölin que hizo lo propio en Malmo (Suecia) a la temprana edad de 25 años, convirtiéndose en la primera fotógrafa de Suecia; o Shima Ryuu que abrió las puertas de su estudio en Japón en 1865, etc.

Primera mujer fotógrafa documentalista

Así llegamos a la primera mujer documentalista freelance: Frances Benjamin Johnston, quien realizó un verdadero estudio a través de instantáneas de la segregación racial en los colegios del Este Norteamericano y de personajes relevantes de la Casa Blanca en Washington. Con ella nos plantamos en la Exposición Universal de París de 1900, donde se reconoció el trabajo en el campo de la Fotografía de las mujeres gracias a la American Women Photographers Exhibition. ¿Os llegáis a hacer una idea del trabajo que debieron realizar estas mujeres para que fueran reconocidas en un evento de estas magnitudes? Un ejemplo más de que las fotógrafas estaban plenamente respetadas como artistas, o, mejor, dejémoslo en que se encontraban más respetadas que en el resto de profesiones.

Frances Benjamin Johnston

Frances Benjamin Johnston realizó un gran trabajo de  Fotografía mostrando la segregación racial en las escuelas

Vidas de mujeres fotógrafas apasionantes

Miles de historias diferentes se han cruzado estos días ante mis ojos. Una de ellas es la de Berenice Abbot que dejó tras de sí el mejor testimonio del Nueva York de los años 30; o Tina Modotti, esa mujer que nació en Italia pero que fue la que mejor retrató el México de principios de s.XX, una persona que no dejó de viajar en toda su vida; y Gerda Taro, la co-artífice del personaje ficticio de Robert Capa y que fue una de las reportera de guerra que cubrió nuestra Guerra Civil.

 

Berenice Abbot

Pieza de la serie de fotografías sobre Nueva York de Berenice Abbot

 

Tina Modotti

Obra de Tina Modotti

Después seguimos teniendo a mujeres como Lee Miller que empezó su carrera como modelo para anuncios publicitarios pero que acabó de reportera de guerra en la Segunda Guerra Mundial para la revista Vogue o Dora Maar quien nos ha permitido tener un profuso reportaje fotográfico de Picasso, de quien fuera amante durante 9 años.

Obra de Dora Maar

Fotografía de Dora Maar

Y claro, como no hablar de Vivian Maier de quien tan poco sabemos, ya que escondió su vocación dentro de una maleta que años más tarde encontraríamos por azar; o la gran Dorothea Lange, la fotógrafa del pueblo quien mejor supo retratar la pobreza y la marginalidad de las sociedades; o Eva Arnold, la primera mujer en entrar en entrar en la agencia Magnum en 1951.

Vivian Maier

Vivian Maier

Obra de Dorothea Lange

Obra de Dorothea Lange

 

Miles de historias se esconden tras cada una de estas mujeres. Biografías que mujeres amantes de los viajes en la mayoría de los casos. Muchas de ellas las podéis encontrar a través de las estupendas páginas que hemos encontrado: Mujeres Fotógrafas y El Enfoque Femenino 

¿Qué os parecen sus historias? Sabemos que hay muchas más. Por eso os agradecemos si nos dejáis en los comentarios el nombre de las que recordáis y no hemos podido nombrar. Muchas gracias y ¡feliz Semana de la Mujer!

By | 2018-03-28T10:00:30+00:00 marzo 4th, 2014|Blog, Mujeres importantes en la historia|0 Comments