/, Destinos FOW, Japón, Viajar sola con FOW a/Mujeres en el sumo, a la conquista del ring.

Mujeres en el sumo, a la conquista del ring.

Considerado tradicionalmente un deporte exclusivamente masculino, el sumo, la modalidad japonesa de lucha libre, va cambiando legislaciones y conciencias para permitir la entrada a las mujeres. Aún son minoría, pero haberlas, haylas.

Dicen que el primer combate de sumo registrado en la Historia tuvo lugar en el año 642. Fue una mujer quien lo promovió. La emperatriz Kogyoku pidió a los miembros de su guardia personal que pelearan entre ellos para entretener a sus invitados coreanos. Desde entonces esta lucha entre hombres, entre iguales, enlaza con ese mundo mágico de los ancestros, los dioses sintoístas y las tradiciones sacras.

Emparentado con la lucha mongola, esta práctica ha pervivido durante cientos de años en el país, en un inicio practicado por los samurái o los ronin, y con posterioridad alcanzando la categoría de deporte. El sumo supone una pelea de contacto completo entre dos contrincantes, cuyo objetivo es derribar al contrario o expulsarlo del ring o dohyo. Amantes de sus prácticas y tradiciones milenarias, los japoneses confirieron a sus practicantes el misticismo de los legendarios guerreros, convirtiendo este tipo de lucha en un deporte nacional y a los luchadores en estrellas mediáticas idolatradas.Sumo-femenino

El sumo ha sido siempre una práctica masculina. Para las tradiciones sintoístas la sangre, relacionada con la muerte, es un elemento impuro, y por ello la mujer, debido a su menstruación, se convertía inmediatamente en un ser impuro capaz de “contaminar” el espacio sagrado del ring. Esta tradición se ha mantenido de forma ancestral, pero en los últimos tiempos las cosas están cambiando. A pesar de que históricamente la imagen de los luchadores está asociada la disciplina y la honorabilidad y se espera de ellos una conducta ejemplar, en los últimos tiempos escándalos relacionados con la corrupción, las drogas y la violencia han dañado la imagen de este deporte. Y a ellos se han unido, recientemente, los escándalos en relación con la discriminación de género.

En los últimos años, las mujeres han alzado la voz para participar en esta competición y sus rituales. Aunque la práctica no está reconocida e manera profesional, hay cientos de clubes que permiten entrenar a mujeres, incluso en entrenamientos mixtos. Hay miles de mujeres federadas y torneos amateurs que van normalizando la práctica femenina de este deporte.

En abril de 2018, sin embargo, se produjo una las últimas y brutales polémicas alrededor de esta tradición. Dos mujeres que atendían a un hombre que sufría un colapso dentro del ring fueron expulsadas del mismo mientras realizaban las labores de reanimación. Resulta desolador incongruente que se expulse por impuras y “contaminantes” a dos mujeres que intentan salvarle la vida a una persona. El suceso. Proyectado internacionalmente ha reabierto el debate en Japón  sobre la aceptación de las mujeres en el “dohyo” y ha obligado a la Asociación de Sumo a estudiar su acceso en casos de emergencia, asistencia médica o entrega de premios. Sin embargo, aferrada a sus valores tardicionales, la Asociación continúa negando la oportunidad al género femenino dentro
de la competición profesional.

El sumo femenino, sin embargo, sigue ganando peso en la sociedad japonesa. La ciudad de Aomori, en el norte del país, celebró en 2001 su primer Campeonato Mundial para aficionadas, y, en la actualidad, unas 300 mujeres están inscritas en Japón a la ISF (International SuDeporte-japones-mujresmo Federation) para aficionados y miles de jóvenes practican el sumo en clubes escolares y en centros universitarios. Pese a todo, y avanzando al ritmo de los tiempos, cada vez más mujeres buscan espacios que les permitan ejercer su deporte preferido e integrarse en la práctica de una tradición milenaria, algo especialmente complicado dentro de una cultura muy arraigada, que en muchas ocasiones relega a la mujer a un plano meramente ornamental.

Aún queda por hacer, pero las mujeres japonesas, literalmente, siguen luchando.

Descubre la realidad femenina de una sociedad tan tradicional como la Japonesa en nuestro próximo viaje.
¡¡Japón y sus mujeres, No te lo puedes perder!!

By |2019-02-17T20:51:19+00:00enero 3rd, 2019|Blog, Destinos FOW, Japón, Viajar sola con FOW a|0 Comments