Mujeres en la mafia siciliana

No es ningún secreto que la isla Sicilia es bien conocida por la famosa mafia siciliana. Fue en el siglo XIX., cuando las  “sociedades secretas” o las “familias”, que hasta entonces ni siquiera tenían derecho a tener tierras, empezaron con la resistencia contra la ocupación de Sicilia. Poco a poco se formaban clanes basados en el principio “sangu sciura sangu” – “la sangre llama a la sangre”, es decir, buscando la protección mutua. Muy pronto sustituyeron el gobierno, ya que los jefes mafiosos eran a menudo los que resolvían los problemas y conflictos de la isla con mayor eficacia. Además, los altos funcionarios gubernamentales se aliaron con los jefes de las “familias” y de esta manera obtuvieron el poder, formando lo que en sus inicios se conoció como “la onoratasocieta” – “honorable sociedad”, después conocida como mafia.

La típica imagen del mafioso siciliano fue con la coppola – la gorra típica del sur de Italia. Junto con ella, la corrupción, el favoritismo y en definitiva el desgobierno caracterizaban a la mayor isla del Mediterráneo.

Mafia Siciliana | Focus On Women

Tampoco es que las mujeres de la mafia no supieran manejar un arma. Las “madrinas” se convertían en cómplices silenciosas y verdaderas criminales que acababan detenidas por colaboración. Entendían muy bien lo que significaba la venganza, el silencio y la lealtad. Una de las madrinas más peligrosas que se ocupaba de los encargos de su pareja era Giuseppa Sansone. Después de la detención de su esposo fue ella, quien tras sus visitas en la cárcel recibía mensajes y luego los pasaba a sus compañeros fuera de la cárcel. Su participación jugó el papel crucial para la supervivencia de la “Familia”. De esta manera, en la época de crisis, la colaboración femenina era fundamental para mantener el “negocio”.

Giusseppa Sansone | Focus On Women

Hoy en día, la mafia sigue siendo el problema más grave de Sicilia. Está en todos lados: en la economía, en la política, en las obras públicas y en la sanidad. El crimen organizado es la principal empresa de Sicilia, la que más dinero mueve. Aparte de eso, es uno de los sitios europeos con menos mujeres en cargos políticos y en una ideología tradicionalmente machista.

Estas razones, entre otras, fueron los motivos, que dieron paso en 1988 a la reunión de las mujeres voluntarias, para crear nuevas formas de prevenir y de luchar contra las mentalidades mafiosas y machistas. Una de las iniciativas interesantes es la asociación de mujeres, Zen Insieme, uno de los proyectos de empoderamiento femenino que visitamos con Focus on Women en nuestro viaje a Sicilia. Esta asociación se dedica a la formación innovadora y los talleres creativos para conseguir un tejido social integrado en uno de los barrios de Palermo. Está relacionado con organizaciones anti-mafia y  se trata de un proyecto de gran interés para entender lo que ha sucedido en el pasado con la mafia en Sicilia y sus mujeres.

Conócelas con nosotras en nuestro viaje cultural para mujeres a Sicilia