Marrakech mágica

De entre las muchas ciudades interesantes que hay en Marruecos, Marrakech es un destino recomendable para una primera toma de contacto con el país.

 

Se trata de una ciudad con dos caras: la parta vieja en donde estan la mayor parte de los monumentos entorno al zoco y la parte nueva en dónde están los hoteles a lo largo de la Avenida Mohamed V.

 

La llegada a su aeropuerto recien remodelado por Abdellah El Ghrari es impresionante. Por un lado las palmeras y la piedra de arenisca con ese color rosáceo, y por otro las montañas nevadas del Atlas…

 

Si lo que quieres es estar en el meollo de la acción, te recomiendo que te busques un riad en el centro (típica casa marroquí convertida en hotel). Están alrededor del zoco y por las mañanas te despertarás con los ruidos del mercado y la llamada a la oración.

 

A diferencia de lo que algunos dicen, en Marrakech se come fenomenal y sin problemas de pillarte una gastroenteritis (siempre y cuando seas prudente y no bebas agua del grifo ,of course). Dentro del zoco hay algunos cafes/restaurantes en los que podrás degustar un maravilloso tajine como el Bougainvilliers o el Café del Epices.

 

También podrás hacer muchas compras, cuidado con el presupuesto!!! En el mundo es norma lo de regatear. Así que si no te gusta deja a otros que lo hagan ya que es una norma de educación. Si te gusta hacerlo calcula que hay siempre que descontar alrededor del 30% del precio de inicio.

 

La joya de Marrakech es la plaza de Jama al Fnaa con la Koutoubia o “mezquita de los libreros” al fondo. Se trata de una plaza enorme en la que hay actividad dia y noche y en la que empieza el zoco. Pasearte por ella a cualquier hora del dia es todo un espactáculo.En ella encontrarás, tenderos, vendedores de aromas y cremas, cuentacuentos, encantadores de cobras etc…..

 

Desde aquí puedes ir a ver el resto de monumentos, para llegar hasta algunos como la mezquita de Ben Youssef o el Museo de Marrakech, atravesando el zoco.

 

Existen otro lugares de gran interés como el Palacio Dar si Said, el Palacio Bahia o el Mausoleo de las tumbas Saadies que se encuentra escondido entre la ciudad amurallada.

 

En la parte nueva, no hay que perderse los jardines de Majorelle, antigua casa de Yves Saint-Laurent. Si te sobra tiempo puedes ir ver atardecer en los jardines de la Menara que están cerca del aeropuerto.

 

Para los que vayan con dias de más, recomiendo hacer una excursión al desierto para ver las montañas del Atlas.
Las agencias cobran bastante dinero para un recorrido de 3 dias en jeep. Si andas escaso de presupuesto y quieres un poco de aventura recomiendo el viaje que organiza el hotel Ali a las dunas de Merzouga pasando por Ouarzazate (por donde pasaba el Paris-Dakar antes de que lo cambiasen de continentes)y las gargantas del Todra. http://www.hotel-ali.com

 

En definitiva, en Marrakech vaís a poder desarrollar todos vuestros sentidos con el color de las especias, el olor de su cocina, los sonidos de sus mezquitas, la belleza de su paísaje y la riqueza de una cultura que hasta hace algunos siglos fue la nuestra.

Alice Fauveau

By | 2018-03-28T10:58:55+00:00 junio 5th, 2009|Blog, Marruecos, Viajar sola con FOW a|0 Comments