Góspel de altura

Góspel de altura

Cada vez que viajamos a Nueva York nos elevamos a los cielos. Pero no es el avión el que nos transporta sino la potencia vocal de las mujeres y hombres que cantan sus alabanzas a Dios en las misas góspel que se celebran cada domingo. Y si te dejas llevar puedes volar, de verdad, muy lejos…

El góspel es un fenómeno estadounidense con raíces en las iglesias americanas del siglo XVII. Los esclavos africanos en el sur asistían a las misas de sus dueños y eran adoctrinados en el amor, la confianza y la obediencia a sus dueños. Los himnos cristianos que escuchaban en estos servicios se introdujeron entre los cantos que los esclavos cantaban en los campos, mientras trabajaban, y así nació la tradición de la música espiritual negra. Después, la segregación racial separó las iglesias de los blancos de las iglesias de los negros y en estas últimas, con pocos recursos, se valían más de la música a cappella que de instrumentos para ponerle música a la misa. Así nació la música góspel, en el que las voces son claramente las protagonistas. Los movimientos antiesclavistas y antisegregacionistas también se valieron de este género musical para lanzar sus mensajes con ritmo y emoción.

Góspel” viene de la palabra “godspell” que se traduce por “palabra de Dios”. La música gospel se vale del recurso a la repetición para promover la participación de toda la congregación en el canto, y de esta manera los fieles que no sabían leer podían participar también en el culto. Otro recurso muy utilizado es el de”pregunta-respuesta”, con el que el pastor interpela a los fieles constantemente. El ritmo de las misas gospel es de un marcado in crescendo, empezando por un sermón y canciones lentas y acelerando progresivamente hasta el punto de que el pastor llega a parecer un cantante de rap y el coro un frenesí de voces armónicas que llevan a numerosos fieles al éxtasis espiritual.

Además de ser un factor muy importante en las ceremonias, rituales y sermones cristianos de las iglesias, hoy en día la música góspel es un reclamo publicitario muy potente con el que las diferentes congregaciones compiten entre sí. Algunas iglesias se han convertido en verdaderos escenarios musicales, con luces, cámaras, micrófonos y pantallas de karaoke. El género se ha expandido por todo el mundo desde que en los años 40 el góspel salió de las iglesias y empezó a cotizarse en las discográficas. Ahora hay coros de góspel y cantantes de góspel por todo el mundo, con sus circuitos de festivales y concursos.

Salir a las calles de Harlem un domingo por la mañana y seguir a alguna de las familias que se dirigen a su iglesia, cada uno de sus miembros perfectamente vestido y peinado, colarse en su misma iglesia, ser recibida con los brazos abiertos e invitada a compartir su intimidad espiritual es una de las experiencias más abrumadoras y plenas que ofrece la ciudad a sus visitantes. Lo mejor es dejarse llevar y volar lejos con el góspel de la mano…

 

By | 2018-03-28T10:25:54+00:00 agosto 9th, 2012|Blog, EE.UU., Viajar sola con FOW a|0 Comments