Shirin Neshat

Imagina salir de tu país, volver pasados unos años y ver que no es el mismo lugar del que saliste, sino un escenario totalmente nuevo. Eso es lo que le ocurrió a Shirin Neshat y lo que hizo que se convirtiera en una artista reconocida internacionalmente.

Shirin Neshat, mujer artista iraní que triunfa en el mundo entero.

Shirin Neshat una artista de origen iraní que reside en Nueva York y que es conocida mundialmente.

“El Irán que encontré era por un lado aterrador y por otro muy excitante. El país había estado tan aislado que en cierto modo parecía que uno entraba en otro mundo completamente distinto”. Son palabras de Shirin Neshat en el momento que regresó a su ciudad natal. Su sorpresa fue doble cuando vio que lo exótico del país seguía latente en las calles y que por el contrario, no había ni rastro de derechos humanos, de igualdad o libertad de expresión. Un choque aterrador después de haber pasado toda su juventud en el extranjero.

Al volver a su país, lo que más llamó su atención fue encontrar una falta absoluta de libertad de expresión.

Al volver a su país, lo que más llamó su atención fue encontrar una falta absoluta de libertad de expresión.

Empecemos por el principio para intentar imaginar qué sintió Neshat al regreso a su país.

Ella nació en Irán http://www.focusonwomen.es/iran.php, en una familia que admiraba los valores del Sha, lo que hizo que creciera de la mano de una mentalidad más cercana a lo occidental que a lo musulmán. Una de las lecciones en las que su padre hizo hincapié desde que su Shirin era pequeña, fue la importancia de formarse y adquirir una buena preparación académica. Por ello, aquella niña iraní no dudó en viajar a Los Àngeles para estudiar aquello que siempre había querido, Arte, y posteriormente completar sus estudios en San Francisco.

Shirin Neshat Project

Shirin Neshat Project

Mientras ella se formaba, en su país surgía una gran revolución, la revolución islámica de 1979, por lo que no era el mejor momento para volver allí. Así que se trasladó a Nueva York donde conoció a Kyong Park, un curador coreano que terminó convirtiéndose en su esposo. Éste era fundador y director de una galería de arte donde Shirin  Neshat no tardó en incorporarse.  Es allí donde comenzó a madurar artísticamente conociendo a otros artistas, estilos y formas expresivas.

Después de haberse formado y adquirido experiencia, vuelve a su país natal para fotografiarlo y enseñarle al mundo el verdadero Irán. Lo que no sabía era que al volver, lo que se iba a encontrar era totalmente diferente a lo que un día dejo atrás. La revolución dejó más huella en Irán de lo que Shirin se había imaginado.

ESTILO DE LAS FOTOGRAFÍAS

Las fotografías de Shirin Neshat son algo más que fotografías. Llevan implícitos multitud de mensajes y secretos que puede que a simple vista no veamos.

En cierta forma, la poesía y el mensaje metafórico han trascendido siempre a la censura. Por eso, todo lo que hago pone un pie en la poesía y otro en la realidad política”

Por un lado, sus fotografías muestran las barreras sociales, políticas, culturales, ideológicas y religiosas a las que se enfrentan las mujeres islámicas cada día. Y por otro lado, muestran los prejuicios y estereotipos que la sociedad occidental tiene de ellas. Un arma de doble filo que está presente en todas sus fotografías y que no solo se muestra por la composición de la foto, sino que el blanco y negro de sus instantáneas representa estas dos visiones, el oriente y el occidente.

En las fotos es ella misma la que suele aparecer en el encuadre. Lo hace vestida con el chador y con las manos y los pies, es decir, aquello que queda al descubierto por el traje tradicional, llenos de caligrafía árabe. Es este un nuevo mensaje implícito en la fotografía, una caligrafía que superpuesta sobre sus pieles, da voz a las mujeres que no la tienen. Además, Shirin no solo da voz a las mujeres en sus fotografías sino que añade armas de fuego en sus composiciones simbolizando y dotando de poder de acción de la mujer árabe.

Una mujer que da voz a otras mujeres y que intenta luchar por una igualdad y unos derechos de los que la mujer, en muchos países, carece. Nadie mejor que ella lo cuenta en éste video de TEDwomen.

Sus fotografías invitan a reflexionar sobre qué hay debajo de la apariencia y de nuestros prejuicios. A ti, ¿qué te inspiran?