Las Marionetas de Agua de Vietnam

/, Viajar sola con FOW a, Vietnam/Las Marionetas de Agua de Vietnam

Las Marionetas de Agua de Vietnam

El teatro de marionetas de agua de Vietnam es un arte de más de mil años de antigüedad que se originó en los campos de arroz del norte del país. El registro histórico más antiguo en el que se menciona este tipo de representación es una estela de piedra de 1121, conservada en la Pagoda Doi Son del norte del país, en la que se lee: “Una tortuga dorada con tres montañas en su caparazón fue vista en la superficie ondeante del agua. Mostraba tanto su caparazón como sus cuatro piernas… la entrada de la cueva se abrió y en la obra aparecieron hadas… bandadas de pájaros preciosos y rebaños de animales cantaron y bailaron…”

Esta antigua forma de arte sigue siendo un misterio hoy en día. No se ha encontrado ningún documento escrito ni ningún tratado sobre esta original forma escénica. En los pueblos que tradicionalmente se han dedicado a la fabricación y manipulación de estas marionetas, los titiriteros atribuyen a diferentes personajes el origen del teatro de marionetas sobre agua, pero no se ponen de acuerdo. Además, los secretos de este habilidoso oficio eran tradicionalmente mantenidos en secreto y transmitidos de manera oral de padres a hijos. A las hijas nunca se les confiaban por miedo a que al casarse con alguien de fuera y mudarse a otro pueblo, estos secretos dejaran de serlo.

Este misterio sigue palpándose en las representaciones que cada día tienen lugar en el Teatro de Marionetas Acuáticas de Hanoi. El pasado julio todas salimos del teatro preguntándonos cómo lo hacen, desde dónde y cómo manipulan todas esas pequeñas marionetas que cobran vida como duendes de agua y salpican en cada movimiento. Durante la media hora que duró la representación aguzamos la vista para entrever qué pasaba detrás de la cortina por la que salen los personajes, intentamos imaginarnos qué pasa debajo del agua y elucubramos nuestros propios mecanismos intrincados para que el truco pueda parecer magia, como de verdad lo parece.

Y ahora voy a revelar el truco, así es que los que no queráis saberlo pasad directamente al párrafo siguiente… Las representaciones tienen lugar en un estanque dividido en dos por una pequeña construcción que representa un templo. Los titiriteros están en la parte de detrás, separados por una fino telón de bambú, metidos en el agua hasta la cintura. El público se sienta alrededor del estanque, y también los músicos y cantantes que amenizan y narran la representación. Bajo la superficie del estanque hay una especie de entramado de madera que soporta a las marionetas y que se mueve mediante cuerdas, varillas y palos que accionan desde detrás los titiriteros. Este entramado mueve a las marionetas por el escenario de agua, pero las marionetas son también articuladas y tienen mecanismos internos que son accionados desde detrás del telón, a distancia, por los titiriteros. De esta manera pueden verse dragones soltando fuego por su boca, carpas dando saltos sobre el agua y hadas desplegando sus alas.

La fabricación de estas marionetas de agua sigue siendo una tradición estable y un oficio próspero en las cercanías de Hanoi. Una marioneta tiene una vida media de unos 3 o 4 meses a tiempo completo, a pesar de que están fabricadas con madera resistente al agua. Y es que la abundancia de agua en esta zona del mundo es la razón por el que podemos disfrutar de esta original forma de contar historias. Al parecer, los artistas de la región vieron en los campos de arroz, anegados de agua gran parte del año, una nueva forma de entretener a los niños y crearon para ellos el teatro de marionetas acuáticas. Aunque hay otras historias que cuentan que fue un gran monzón el que aguzó el ingenio, pues hizo que el río Rojo se desbordara e inundara gran parte de la región y los titiriteros tuvieran que adaptarse para sobrevivir. Sea cual sea la historia, el agua sigue salpicando de magia y cuentos a todos los que se acercan a Vietnam.

By | 2018-03-28T10:41:46+00:00 agosto 22nd, 2011|Blog, Viajar sola con FOW a, Vietnam|Sin comentarios