India religiosa I

India religiosa I

Vacas sagradas, dioses imposibles de memorizar, peregrinaciones infinitas, lanzas clavadas en la piel, plumeros que barren el suelo antes de pisarlo, rosarios de flores, melenas kilométricas, altares coloristas al estilo más kitsch… pequeñas escenas cotidianas con las que una se tropieza cada vez que viaja a la India.

Hinduismo, budismo, jainismo, sijismo, judaísmo, cristianismo, islam, zoroastrismo, bajaísmo y animismo, solo para empezar. El surtido catálogo de religiones en la India puede abrumarte los primeros días, pero es de gran ayuda tener unas nociones básicas de cada una de ellas, para poder navegar entre templos, mezquitas y altares improvisados en mitad de la calle, apreciando las múltiples cosmovisiones que conviven en el país, que para más inri, es un estado laico.

La India es terreno sagrado para 4 religiones del mundo, entre ellas el hinduismo, la cuarta religión con más seguidores en el mundo. El hinduismo no tiene un fundador, un credo, maestro o profeta, ni siquiera tiene un único libro santo que sea venerado y seguido a pies juntillas. El hinduismo es una religión, una cultura y una forma de vida a la vez que no hace distinción entre lo sagrada y lo profano, la vida está totalmente impregnada de hinduismo.

El concepto más importante que debes manejar para comprender el hinduismo es Brahma o Atma, que es la fuente y propósito de toda la existencia, el creador, eterno, infinito y trascendental y comprende en sí mismo el ser y no ser. Junto con Shiva, el destructor, y Vishnu, el preservador, forman la triada de dioses principales del hinduismo. Shakti, Parvati, Lakshmi, Krishna, Ganesha, Durga, Kali, Hanuman, Murugan, Devi… son algunos de los avatares de Brahma, dioses con cualidades humanas y animales. De todas maneras, casi todos los hindúes opinan que todas estas divinidades son manifestaciones de una sola deidad, y decir si este dios es marculino o femenino, uno solo o muchos, es limitarlo y ponerle conceptos humanos a algo divino.

También debes faimliarizarte con el Karma, el Samsara y el Moksha, tres conceptos muy importantes en el hinduísmo. Para el hinduismo el cuerpo físico es concebido, madura, crece y muere, a su vez, el alma sobrevive la muerte y eventualmente reencarna en otro cuerpo y se convierte en un ciclo de muchas vidas, ciclo que se llama samsara. El destino de la nueva reencarnación depende de su karma. La doctrina del karma dice que nuestras acciones tienen consecuencias, recibimos lo que cosechamos, sin embargo, esa recompensa si no se recibe en una vida presente, será en una vida futura, su momento llegará. Liberarse del ciclo de nacimientos y muertes es lo que se conoce como moksha, una liberación del dolor y el sufrimiento para unirse con la divinidad.

Estos tres conceptos son también claves en el budismo. Cuenta la historia que Siddharta Gautama nació hacia el siglo V a.C. en un pequeño reino de Nepal. Aislado desde nacimiento en palacio, se escapó a los 29 y fue la primera vez que se enfrentó a la vejez, la enfermedad y la muerte, desconocidos para él hasta el momento. El descubrimiento fue traumático y desde entonces se dedicó a buscar la manera de superar este sufrimiento, condenados todos los humanos a ello. Tras experimentar con el ascetismo y conocer a diversos maestros espirituales llegó a la conclusión de que la respuesta se encontraba en el camino medio, en el punto medio entre los placeres exacerbados y el ascetismo más anacoreta. Sentado bajo un árbol consiguió comprender las Cuatro Nobles Verdades: la vida es sufrimiento, el origen del sufrimiento es el deseo, el sufrimiento puede desaparecer si desaparece el deseo, la manera de controlar el deseo es seguir el noble camino, un camino de sabiduría, conducta ética y entrenamiento de la mente y el corazón con meditación, atención y plena consciencia. Toda una filosofía de vida. De esta manera Gautama alcanzó el nirvana, paró la rueda del samsara y se convirtió en un Buda.

En la mayoría de ofrendas a Buda, ya sean flores, oraciones, incienso o frutas, se hacen de tres en tres: una para Buda, otra para Dharma y otra para Sangha. Dharma es el conjunto de fundamentos, escrituras y enseñanzas que son la base de las enseñanzas del budismo, y Sangha es la comunidad budista al completo.

!La próxima semana más oraciones!

 

By | 2018-03-28T10:27:56+00:00 mayo 7th, 2012|Blog, India, Viajar sola con FOW a|Sin comentarios