El aceite de oliva fue el primer Facebook del Mediterráneo

/, Destinos FOW, España/El aceite de oliva fue el primer Facebook del Mediterráneo

El aceite de oliva fue el primer Facebook del Mediterráneo

El aceite de oliva es inseparable de la cultura mediterránea. Es más, la existencia de una cultura común se debe a que toda una serie de pueblos compartían unos valores tanto tangibles como intangibles que pudieron intercambiar por medio de un comercio de bienes que fueron, ante todo, simbólicos. Y uno de esos bienes es el olivo y los productos derivados, como el aceite y los cosméticos que derivaban del mismo.

El Mediterráneo encuentra su raíz en África; y es que hace 500.000 años se comenzó a propagar un robusto árbol por el oeste de ese continente, irrigado hacia la cuenca mediterránea tanto por la cultura egipcia como la griega antigua. Por las mismas arterias por donde corrían los mitos, los rituales solares, el aceite lubricó toda una zona privilegiado que se sedimentaba en torno a unos valores elevados.

Entre los toros cretenses que pacían por los imaginarios bosques mediterráneos, un árbol se impuso como símbolo de esa cultura: su aceite embellecía los cuerpos y, por tanto, el espíritu, y su robustez era capaz de soportar los climas más hostiles. Constituía además una interfaz para comunicarse con los dioses: hacía parte de algunos rituales.

Belleza espiritual y corporal, robustez: de un árbol tan perenne y viril se desprendía uno de los principales cosméticos que fueron comercializados por los cretenses (3000ac). Posteriormente, extendieron esa cultura tan mediterránea hasta el Asia Menor, la actual Siria y Líbano.
Con el Imperio Romano el olivo se convirtió en el actual símbolo de paz (la paloma llevando una ramita de olivo en su pico): muchas tribus nómadas se volvieron sedentarias, fomentaron el comercio que para su buena marcha necesitaba una coyuntura de concordia. El comercio hace que los diferentes pueblos se conozcan y se respeten.

Su uso gastronómico viene, paradójicamente, de una restricción religiosa. Los árabes, cuando invadieron Andalucía, vieron en el aceite un sustituto ideal para las grasas animales, que siempre estaban sometidas al rigor del halal, es decir, la prohibición de consumir productos cárnicos provenientes de animales que no han sido degollados.

El aceite de oliva siempre estuvo muy vinculado a la mujer: se sabe que se usaba para mejorar el estado en el embarazo, como ungüento para tratar problemas cutáneos y, sobre todo, para la belleza del cuerpo.Gran parte del comercio iba dirigido al consumo para las mujeres y, por tanto, se buscaba crear productos en torno al aceite de oliva para satisfacer su demanda; al convertirse en consumidoras adquirieron un poder fundamental en los intercambios mercantiles y culturales. Por tanto, sobre la sensibilidad y gusto de la mujer se moldeó la excelencia cultural del pensamiento mediterráneo.

Hoy en día el aceite de oliva es una seña de identidad de los pueblos bañados por el Mediterráneo y motor de una de las gastronomías más reputadas del mundo. Si quieres probarlo en los lugares más auténticos anímate a vivir la experiencia en nuestro viaje de Mujeres de Al Andalus.

By | 2018-05-08T11:06:08+00:00 marzo 1st, 2018|Blog, Destinos FOW, España|Sin comentarios