Barcelona: Modernismo en estado puro

/, España, Viajar sola con FOW a/Barcelona: Modernismo en estado puro

Barcelona: Modernismo en estado puro

Hace algunos años me propusieron ir a vivir a Barcelona y yo me negué en rotundo ya que no era de mis ciudades favoritas, me parecía burguesa, aburrida y fría.

Sin embargo, en estos años he tenido la posibilidad de volver a esta ciudad que cada día me sorprende más y me cautiva.

“La sombra del viento”, ese libro de Carlos Ruiz-Zafón me ayudó a verla a través de unos ojos completamente distintos.Y ahora cada vez que voy allí miro hacia arriba para disfrutar de los maravillosos edificios modernistas que se esconden a través del tiempo.

Aunque no hay que perderse los hits de Antonio Gaudí como la Pedrera, la casa Batllo y el parque Guell;recomiendo especialmente su obra inacabada “la Sagrada Familia”, una de las obras arquitectónicas mas armoniosas que jamas haya visto. Y es que Gaudí era un visionario como Julio Verne!! ¡¡¡Que pena que no hubiese dejado mas obras suyas diseminadas por el mundo!!!

Sin embargo, sirvió de modelo para una trayectoria modernista que se puede ver en muchos mas edificios de Barcelona a través de las obras de Rogent y Amat, Domenech y Montaner, Puig y Cadafalch, Enric Sagnier, Rubió y Bellver, Jujol y Giber, Salvador Valeri i Pupurull etc…. Y aquí os contare mis experiencias mas trascendentales en esta ciudad:

– the best: oír un concierto de jazz en el Palau de la Música. Como músico que soy, siempre voy buscando conciertos en salas y teatros de medio mundo porque me parece una parte mas de la visita a una ciudad. Ni la Fenice, ni la Scala, ni l´Opera de Paris, ni la Opera de Sydney por muy famosos que sean…¡¡en la vida he tenido la ocasión de disfrutar en un ambiente tan bello de una obra musical!!!

– un paseo por el Eixample lleno de edificios modernistas cada cual mas increíble. En esta zona tenéis casas impactantes, restaurantes con mucho encanto e incluso el Museo Egipcio, con piezas bastante curiosas. Para las amantes de las compras nada mejor que pasear por sus calles para descubrir lo mejorcito de lo mejorcito.

– tomarse una tapa en el Mercado de Santa Caterina, mucho menos turístico que “la Boqueria” adonde van los güiris.

– un paseo por el Born: barrio recuperado y ahora lleno de museos y restaurantes cada cual mas chic. No hay que perderse la joya del barrio: la Catedral del Mar, que recomiendo visitar al atardecer ya que parece que un halo de magia la envuelve.

– Recorrer la calle de los anticuarios en el Barrio Gotico por Banys Nous, en la que parece que se ha parado el tiempo. Aquí tenéis hasta tiendas que venden trajes antiguos para fiestas especiales o películas como “l´Arca de l´Avia”!!

– Un paseo por la Barceloneta para ver el mar y sus edificios coloniales como la Llotja del Mar y tomarse una buena paellas mientras que te da el solecito en la cara. Ya lo dicen “en Madrid no hay playa” y como se nota eso…

– subir al Tibidabo y dejar la mente en blanco recordando las escenas de la “Sombra del Viento”, aquella Barcelona de tranvías que parece no haber desaparecido.

– Descubrir el Raval, otro de los barrios recuperados con mucho gusto en donde empiezan a aparecer tiendas pequeñas con productos muy escogidos, en medio de huertas de barrio y restaurantes antiguos.

– Ir a Montjuic a descubrir las salas de arte que se han montado o el Museo Etnologico, una joya de la cultura catalana a la que “The Cloisters ” en New York no puede superar.

Barcelona es una ciudad bastante bien construida y sobre todo bien restaurada en donde se mezclan lo antiguo y lo moderno en una gran armonía.

Por eso ya no puedo decir que es una ciudad fría y aburrida ya que ahora la miro con unos ojos distintos y curiosos. ¿Que sitios nuevos descubriré en mi próximo viaje? Habrá que preguntarselo a mis amigos Judith y Josep Maria ¡¡¡que siempre me tienen un sorpresa preparada cuando voy!!!!

Alice Fauveau

By | 2018-03-28T10:34:19+00:00 diciembre 2nd, 2011|Blog, España, Viajar sola con FOW a|2 Comments