A golpe de secuestros

/, Blog/A golpe de secuestros

A golpe de secuestros

El año pasado terminé mi artículo para FOW sobre el día Internacional de la Libertad de Prensa con estas palabras: “Prefiero conmemorar hoy con un tributo a los compañeros que pagan las consecuencias. Y te recuerdo también a ti, James Foley, que sigues secuestrado en Siria desde el 22 de noviembre de 2012. Tu libertad será la nuestra”. A día de hoy, aún permanece en cautiverio… Corrijo emocionada este artículo, porque hace días dudaba de si James estaría quizá acompañado por Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova, los dos periodistas españoles que, tras casi 7 meses de secuestro en el mismo país, han sido liberados al fin. Me siento feliz y aliviada de poder modificar mi escrito con buenas noticias sobre ellos, aunque no pueda aún celebrar la liberación de James y de otros muchos.

 

Javier Espinoza

Javier Espinoza, corresponsal de El Mundo, abraza a su hijo tras su liberación.

 

No creo que exista la Libertad de Prensa. Es un derecho que se basa en la libertad de opinión, es decir, se supone que consiste en que los periodistas y los medios de comunicación pueden expresar libremente sus pensamientos y emitir sin cortapisas las noticias que elaboran. Por supuesto implica un ejercicio de responsabilidad, pues dicha libertad también supone que están obligados a informar con transparencia, rigor, veracidad y conciencia del poder que tienen. Las leyes regulan que si no lo hacen así, están obligados a rectificar toda noticia o información que haya faltado a estos principios, pero no regula qué le ocurre a quien impide que los periodistas puedan ejercer libremente su profesión y que los medios de comunicación informen libremente. Lo cierto es que los periodistas no podemos informar libremente.

libertad de prensa7

Hay mucha tela que contar en este asunto, porque aquí, quien más quien menos tiene su trocito de culpa. No soy quien para juzgar a nadie. Sólo puedo hablar desde las cifras oficiales y desde mi propia experiencia como periodista, que este año, por primera y única vez en mi vida, he sentido en mi piel lo que es perder la libertad, que coarten mis derechos y ser víctima de la opresión por el mero hecho de haber elegido esta profesión. Busco ahora la manera de que lo entendáis, que comprendáis que nuestra libertad es la vuestra, porque si pudiéramos informar sobre todo lo que sabemos, vosotros tendríais información para generar vuestros propios criterios, no los que vienen impuestos por el manejo partidista y sesgado de cualquier noticia.

Libertad de prensa

Obviamente, donde más evidente se hace la carencia absoluta de libertad de Prensa es en las zonas de conflicto armado, está claro, pero no son las únicas. Siria, Somalia, India, Pakistán y Filipinas son los cinco países que tienen el triste record de periodistas que han perdido la vida en el ejercicio de su profesión. Desciende de 89 a 71 el número de fallecidos en 2013 con respecto al año anterior, pero se incrementa en un 129% el número de secuestrados. En 2014 ya son 11 los compañeros muertos y 81 permanecen secuestrados. Las cifras asustan y más si tenemos en cuenta que se trata de informadores que están ejerciendo su profesión, razón que en muchos países es más que suficiente para que sean objeto de agresiones, amenazas y encarcelamientos (347 periodistas permanecen en prisiones, principalmente en China, Eritrea, Turquía, Irán y Siria). Y eso que las estadísticas no lo cuentan ni lo reflejan todo, porque no todos los conflictos son conocidos ni todas las coacciones a la Libertad de Prensa se producen en zona de guerra. De verdad, hago un esfuerzo por no caer en escribir sobre la que es mi debilidad, un conflicto político y económico que se cobra muchas vidas, pero del que no se habla: El Sahara Occidental. Hay otros muchos, por supuesto, que directamente el mundo los recluye al olvido mediático e informativo por razones de intereses ocultos a los ciudadanos de a pie.

 

Situación de la libertad de prensa

Situación mundial de la libertad de prensa en 2014

 

Tengo amigos que se la juegan literalmente en Siria, México, Colombia, Somalia, Sahara Occidental, Sudán y, ahora, en Crimea, polvorín que informativamente aleja los ojos de otros conflictos que asolan el mundo y que se silencian. Hay tantos ejemplos que me faltaría espacio para enumerarlos… Y es que no nos damos cuenta del poder que tienen nuestras plumas, nuestras cámaras y, más aún, nuestras ganas de llegar al centro de la información, para cumplir con nuestro objetivo de informar con rigor y veracidad. Y no hace falta tener un título que te acredite como periodista. Hoy en día, basta con estar en el lugar apropiado y en el momento justo para convertirse en “ciudadano periodista”, de los que inundan las redes sociales de verdades que informan y no ocultan realidades que molesta que se aireen. Ellos también engrosan las estadísticas de fallecidos, secuestrados y encarcelados por ejercer su derecho a opinar libremente y difundirlo a través de medios on-line (blogs, revistas de prensa y diarios digitales), también perseguidos, amenazados y boicoteados.

libertad de prensa, guerra, jose couso

José Couso fue un cámara de TVE1 que resultó muerto en la Guerra de Irak. Su familia aún lucha porque  su muerte sea reconocida como un crímen de guerra.

Albert Camús dijo que “una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”. Por eso, este Día Internacional de la Libertad de Prensa no sólo debe conmemorarse por los periodistas y por los medios de comunicación (dos núcleos de información que andan por caminos separados, aunque ese es otro lópez). Este día tú, yo y todos debemos alzar la voz para que se reconozca que tenemos derecho a Informar y a Ser Informados, que la Libertad es un derecho inherente a las personas y que la Libertad de Prensa es la única manera de evitar seguir viviendo en una ignorancia pactada y manipulada para que la información discurra por recorridos marcados, sin margen de maniobra. Basta.

Por James, por tod@s, hoy más fuerte que ayer, grito pidiendo vuestra libertad, porque será la nuestra. Ni un día más de sufrimiento injustificado para vosotros, para vuestras familias y amigos. Libertad, gran palabra… Gigantesca utopía.

 

© Elisa Pavón

By | 2018-03-28T09:57:54+00:00 mayo 3rd, 2014|Actualidad femenina, Blog|Sin comentarios