/, Actualidad femenina, Blog/Basilea baila y suena en español

Basilea baila y suena en español

Hay territorios que no se definen con el nombre de ninguna ciudad, ningún país. Hay fronteras que resultan transparentes. Es lo que le sucede al arte. Territorio de todos. O de casi todos.

Es también lo que le sucede a un rincón europeo en el que se mezclan tres países, tres culturas… o si me apuran, ponerle un número también es limitarlo. En torno a un aeropuerto internacional se mueven miles, millones de viajeros. Y con ellos, miles, millones de ideas. Se trata del Aeropuerto Europeo de Basel-Mulhouse-Freiburg. Cuando el avión en el que viajas aterriza en sus pistas, tienes opción de llegar a Suiza, Francia o Alemania.

Pocos países europeos pueden mostrarse ante el mundo con tanta pasión por la cultura, propia o ajena, como los que acogen a los viajeros en este aeropuerto. La ventaja respecto a otros: las instituciones apoyan las iniciativas culturales, los ciudadanos crecen en una sociedad que impulsa el interés por la música, la literatura, el arte, el teatro, la danza… la cultura en todas sus formas.

Esto ha atraído a artistas de otros países, que han formado una gran familia en este rincón de Europa. Entre ellos, españoles e hispanoamericanos. Algo tendrá que ver su situación geográfica, el sur, el sol, los lagos, las montañas y el mar no tan lejano.

Uno de los acontecimientos culturales que ha tenido lugar en Basilea hace unas semanas está protagonizado, en buena parte, por españoles. En esta ocasión, la ciudad suiza es el punto de encuentro y de ebullición de músicos y bailarines. Seis compositores diplomados en la Escuela de Música y seis bailarines de la Compañía de Danza de Basel han presentado un trabajo conjunto, a competición, en el proyecto Dance – Lab.

Música experimental, coreografías que dan cuerpo a las partituras, escenografías y vestuarios diseñados para realzar cada nota, cada movimiento.

Seis composiciones, seis coreografías. Un premio a una de las parejas. ¿Los premiados? Dos españoles. Teresa Carrasco, asturiana residente en esta esquina europea, concretamente en Freiburg. Jorge García Pérez, zaragozano residente en Basilea. Teresa compuso „Match(ing) sounds“ inspirándose en el sonido áspero que producen elementos como cerillas o bengalas al encenderse… tono contrastado de forma cristalina con otros sonidos más penetrantes. El hecho de que los propios bailarines mueven la música en el espacio acentúa la originalidad de la obra conjunta. Lo hacen controlándola con mandos para la Wii, variando el ritmo o la fuerza sin salirse de la partitura ni del escenario, pero al mismo tiempo llenando el patio de butacas y envolviendo al público en cada paso, en cada nota.

Teresa Carrasco, compositora, Jorge García, bailarín, han diluido los límites forzados de un espacio, aparentemente cerrado como un teatro, con su música y su coreografía. Quizá sirva de metáfora para una Europa más abierta y flexible en sus fronteras, así como para otras sociedades no tan proclives a creer que la cultura puede mejorar el mundo.

Dance-Lab:
www.basler-ballett-gilde.org

Puedes ver un video de las coreografías en esta página:
www.basler-ballett-gilde.org/media/004_bbg-media/clip/016_Dance%20Lab%203.html

Carmen Polo
© Fotografía de Ismael Lorenzo.

By | 2018-03-28T10:42:04+00:00 agosto 5th, 2011|Actividades FOW, Actualidad femenina, Blog|0 Comments