Alicia Alonso, ganas de vivir

A sus 94 años, la mítica Alicia Alonso, la fundadora del Ballet Nacional de Cuba, aún se queja de que la vida no le alcanza para todo lo que le queda por vivir. Tenía 9 años la primera vez que se subió a un escenario, y a día de hoy, continúa, entre bambalinas, supervisando alumnos, creaciones y coreografías. Es parcialmente ciega, pero ella afirma que no necesita ver el espacio, el escenario, ni los pasos que diseña, porque todo, absolutamente todo, está en su cabeza.

Alicia Alonso | Focus On Women

 

Alicia tenía 17 años y unas ganas enormes de comerse el mundo cuando comenzaron sus problemas de visión. Tuvo que dejar los escenarios durante dos años en el competitivo mundo de la danza, en el que no era ni tan conocida ni tan joven, como para tener el retorno asegurado. Y sin embargo, lo consiguió. Volvió. Con más ganas que nunca. Pero no volvió simplemente a bailar en musicales de Broadway o junto al Ballet Theatre of New York, al que también pertenecía, Fernando Alonso, su recién estrenado marido. Las medias tintas no están diseñadas para la temperamental Alicia, así que cuando volvió lo hizo para entrar en la historia. Volvió para demostrar que una chica cubana de 25 años podía hacer vibrar al Metropolitan Opera House de Nueva York. Volvió para convertir su interpretación de Giselle en la más grande en la historia de la danza clásica. Y sobre todo volvió, por que nada de lo que ha sucedido luego en la escena de la danza cubana habría sido posible sin ella.

Mujeres cubanas | Focus On Women

 

A los 30 años, Alicia Alonso ya dirigía su propia escuela, el Ballet Alicia Alonso y apenas dos años después creo la Academia de Ballet adscrita a la misma. Durante la década de los 50, sin descuidar su Escuela, volvió como primera bailarina al Ballet de Nueva York iniciando una amplia gira por Europa y América, y convirtiéndose en la primera bailarina occidental invitada a bailar en la Unión Soviética y la primera figura del continente americano en actuar en los teatros Bolshoi, de Moscú, y Kirov, de Leningrado. Con el ascenso al poder de Fidel Castro, su compañía pasó a ostentar el nombre de Ballet Nacional de Cuba, convirtiéndose en un referente internacional del purismo y el clasicismo dentro de la danza.

Viajar sola | Focus On Women

Considerada por la crítica desde hace muchos años como una de las principales bailarinas del mundo, Alicia Alonso, coreógrafa, jurado internacional, pionera de varias generaciones de bailarines y merecedora de innumerables galardones, lleva con orgullo dos distinciones indiscutibles. La de haber sido capaz de llevar con dignidad a Cuba a un escenario donde no se le esperaba, y la de pertenecer a esa privilegiada “élite” que es capaz de vivir cada segundo con la pasión de saber que los sueños pueden cumplirse varias veces todos los días. Tomemos nota.

Emma Lira

By | 2018-03-28T09:24:36+00:00 febrero 15th, 2016|Blog, Cuba, Mujeres importantes en la historia, Viajar sola con FOW a|0 Comments