Actrices alemanas: Grethe Weiser

Dicen que Berlín es una ciudad diferente, rebelde y con carácter. Y dicen que vivir en un lugar mucho tiempo, hace que termines pareciéndote a él. Es quizá por eso, por lo que las mujeres berlinesas son también diferentes, rebeldes y con carácter.

Un ejemplo es Grethe Weiser, una de las actrices alemanas más famosas, que marcaba con su personalidad allá por donde pasaba.

Actrices alemanas - Focus On Women

Nació en Hannover, pero creció en Dresde hasta que comenzó su carrera cinematográfica. Desde joven tuvo claro que nadie iba a decidir por ella. Lo demostró a los 18 años con una huelga de hambre para que sus padres la permitieran casarse con el hombre al que amaba: un austriaco rico dedicado a la producción de azúcar llamado Josef Weiser. Finalmente, su rebeldía e inconformismo de mujer alemana salieron a la luz y se escapó de casa para cumplir su decisión de casarse con Josef.

Dos años después de la boda, en 1922, Grethe y Josef tienen un niño. Todo iba bien. Josef era un hombre rico y el niño crecía sano en un ambiente acomodado. Sin embargo, la depresión económica que afectaba al país, entró en sus vidas y Josef comienza a arruinarse.

No se da por vencido e invierten en diferentes proyectos para salir adelante. Uno de ellos es la gestión del cabaret Charlott, donde Grethe comienza sus primeros ensayos. De nuevo, todo pinta bien, el cabaret tuvo éxito, Grethe actúa todas las noches y los ingresos empiezan a entrar en casa. Sin embargo, la época dorada no iba a durar mucho más. A medida que Josef se involucra en los proyectos, se aleja de su familia. El tiempo que dedica a los negocios no lo dedica a su familia.

La actriz, de nuevo, al igual que cuando sus padres no estaban de acuerdo con su matrimonio, se niega a aceptar una situación como aquella. Así que toma las riendas de su vida y sin miedo a enfrentarse a ser madre soltera, acaba con la relación para continuar su camino y su vocación.

Antes de la ruptura, Grethe ya sabía que la música, el baile, el cine y el cabaret eran su vocación. Los focos, el escenario, el maquillaje, las cámaras, el arte, la farándula y el telón se convirtieron en su nuevo amor.

Comenzó con papeles secundarios y aun así cautivó al espectador. Fue fácil para los directores descubrir que Grethe tenía algo especial que inspiraba éxito seguro. Ella misma lo decía: “Yo no soy hermosa, pero en mi cara algo sucede”

Actriz alemana - Focus On Women

 

Algo debía suceder, porque terminó siendo la protagonista de grandes films como Die Göttliche Jette (The Divine Jette), Mädchen für Alles, El amor, el jazz y la arrogancia o La mujer de mis sueños.

Actrices alemana - Focus On Women

Se convirtió en una estrella. Berlín estaba lleno de carteles de estrenos con su rostro y actuó en los mejores teatros de la ciudad. Tanto éxito tuvo que el propio partido Nazi se interesa por tenerla en su bando. La actriz recibió presiones del partido para que ingresara cuanto antes, sin embargo, su carácter y rebeldía volvieron a aparecer en escena. Tuvo el valor suficiente para negarse por completo, y, consciente del peligro que suponía tomar aquella decisión, mandó a su hijo a estudiar en Inglaterra.

Se las arregló para sobrevivir en el nacismo y continuar con su carrera como artista. En una sociedad donde la sonrisa era un bien escaso, Grethe se convirtió en una de las mejores comediantes de la época.

Mujer luchadora, rebelde, madre coraje y actriz elocuente. Una vida llena de éxitos conseguidos por su innato talento y su interminable esfuerzo.

En honor a todos sus logros recibe, en 1968, la Medalla de Honor de la República Federal de Alemania. Además se le asigna su nombre a una ruta de tren exprés y se añade su rostro a la colección de sellos de “mujeres en la historia alemana” en el año 2000.

Grethe Weiser | Focus On Women

Ella murió junto a su segundo marido en un accidente de coche, pero nos dejó su legado lleno de películas, canciones y… algunas frases que demuestran el tipo de MUJER, con mayúsculas, que fue Grethe Weiser.

 

El trabajo más difícil para una mujer es convencer a un hombre que no puede vivir sin ella.

El marido es la materia prima, y no un producto terminado.